Hoy los oleros celebran su día: “Hay que ser muy guapos para esta tarea”

Facebook
Twitter
WhatsApp
Email
Telegram

Desde 2020, en Posadas funciona el Parque Olero. Unas 25 familias producen semanalmente 25 mil ladrillos que venden en toda la provincia y la región.

Cada 21 de agosto se celebra en la provincia el Día del Olero Misionero. Una fecha que rinde homenaje a quienes trabajan en la tradicional industria artesanal del ladrillo. En Posadas se encuentra el Parque Olero, un sitio que busca optimizar métodos de trabajo y procesos productivos para los trabajadores mediante la utilización de maquinarias y estudios de calidad de la materia prima.

“Para el que trabaja en la olería sabe lo que significa el oficio: trabajar bajo del sol, lluvia o frío. Te embarras y dependes del clima“, dijo a canal12misiones.com Alba García, presidenta de la Cooperativa de Ladrilleros Unidos Virgen de Itatí.

El Parque Olero funciona desde 2020 e implicó en ese entonces una inversión provincial de 60 millones de pesos. En el lugar trabajan 23 familias que cuentan con sala de ventas, laboratorio, comedor, vestuarios y hasta un museo. Semanalmente producen 25 mil ladrillos que venden en toda la provincia y la región.

Paso a paso
El trabajo del olero cuenta con determinados pasos para su desarrollo. En primer lugar se debe tener con tierra útil que facilite la fabricación. Luego se prepara una mezcla de tierra negra con barro ñaú y aserrín. La masa, según explicó García, se puede realizar con un malacate que tracciona a fuerza. En el Parque Olero las mezcladoras son eléctricas y de industria local.

El siguiente paso es transportar la preparación en carretillas de madera. La mezcla debe estar libre de piedras, ramas o materiales que alteren la forma de los ladrillos. Después viene la limpieza de cancha, donde se utiliza una especie de escoba, también de madera, a la que se la denomina guapo porque, según explicaron, “hay que ser muy guapo para hacer esa tarea”.

 Cada 21 de agosto se celebra en la provincia el Día del Olero Misionero.

Por último queda extraer la masa y colocarla en moldes, armar los ladrillos, orearlos y hornearlos. Si llueve y se moja la producción el proceso se reinicia.

Trabajo familiar
En el Parque Olero se producen hasta mil ladrillos por hora y hasta 25 mil ladrillos por semana. Las ventas van en aumento con clientes que llegan de toda la tierra colorada y la región. “Tenemos clientes de todos los municipios y también de otras provincias, incluso tres clientes fijos que vienen de Corrientes todas las semanas a buscar ladrillos“, aseguró García.

El trabajo cooperativo se da entre 23 familias que rotan según la demanda. A eso se suman las tareas de mantenimiento, limpieza del predio, las ventas y un sereno. “Trabajamos en conjunto y en familia. Es una cadena y todo depende de los que estamos produciendo acá“, señaló.

En el Parque Olero de Posadas más de 20 familias producen ladrillos en condiciones adecuadas.

El Gobierno de Misiones, a través del trabajo en equipo de las diferentes áreas, impulsa a los trabajadores a la profesionalización de la labor. La meta es que se desarrollen las industrias provinciales. A la vez, generar crecimiento económico, seguridad familiar y una mejor calidad de vida para las familias misioneras. También se contempla el cuidado del ambiente y la preservación de los recursos naturales.

Fotos: Lautaro Barrientos

Fuente: Red de Medios